sábado, 20 de agosto de 2011

El camino que no iba
a ninguna parte
Sole cuenta éste

Ya os presentamos en otra ocasión a nuestra amiga Sole, una cuentista que nos emociona desde su bosque de El Libredon

El camino que no iba a ninguna parte
Gianni Rodari
Ilustraciones de Xavier Salomó
ediciones SM

En la web de la editorial nos lo presentan así:
A la salida del pueblo había una bifurcación con tres caminos: uno iba hacia el mar, el segundo a la ciudad y el tercero no iba a ninguna parte. Martín lo sabía porque se lo había preguntado a todos y todos le habían dado la misma respuesta: -¿Ese camino de allí? No lleva a ninguna parte. Es inútil ir por él. Era tan obstinado que comenzaron a llamarlo Martín Testarudo, pero él no se lo tomaba a mal y seguía pensando en el camino que no llevaba a ninguna parte. Cuando fue lo bastante mayor, una mañana se levantó temprano, salió del pueblo y, sin darle más vueltas, tomó el camino misterioso siempre adelante.

Ahora os dejamos con Sole

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada